Día D Hora 0

Javier Salado Villacín

Especial para Resumen Latinoamericano

La Habana, 16:00h Domingo 20 de marzo del 2016

El presidente de los Estados Unidos de América, Barak Obama llegó a Cuba. Ya es una realidad, dejó de ser un anuncio. Fue recibido por el canciller Bruno Rodriguez Parrilla, la directora general de América del Norte del Minrex cubano, Josefina Vidal y otros funcionarios incluyendo representantes de la embajada norteamericana en La Habana.

De inmediato se dirigió a un paseo por la Habana Colonial, o Habana Vieja como es conocida, que presumiblemente sea corto por la pertinaz lluvia que apareció junto al Air ForceOne. Ahora comienza un apretado plan de visita.

La prensa acreditada comenzó a cuestionarse  por que no fue recibido por el presidente Raúl Castro. La respuesta es muy sencilla, el protocolo cubano establece que a la llegada en el aeropuerto de un mandatario extranjero, acude a recibirlo un viceministro de relaciones exteriores o un ministro, principalmente el canciller o un vicepresidente. Sólo en muy pocas ocasiones y sobre todo en el caso de dignatarios especialmente cercanos a la Revolución es recibido por el presidente cubano o uno de sus vicepresidentes. Tal fue el caso de la bienvenida al presidente venezolano Nicolás Maduro hace pocas horas.

Cuba organizó un excelente recibimiento, respetuoso y amistoso, sin fanfarrias ni oropeles. Al presidente estadounidense se le vio animoso y cordial con los representantes cubanos. El mejor de los escenarios posibles es que mantenga esa buena voluntad en las conversaciones oficiales y se olvide de la fuerza económica, el tamaño y el poder militar del país que dirige, manteniendo una posición respetuosa, de igual a igual, de un país vecino a otro con intereses comunes pero una muy conflictiva historia común.

Barak Obama es un hombre inteligente, y sabe perfectamente que el cambio de la política hacia Cuba y lo que eso significa para América Latina, ha sido uno de sus principales éxitos en sus dos mandatos. Por eso mismo, debe saber que en Cuba encontrará respeto, pero se le exigirá en esa misma medida. Todos confiamos en que esta visita ayude a mejorar el antagonismo existente. Pero nadie se llame a engaño, en nuestra opinión, habrá mejoría en las relaciones bilaterales si todo transcurre sobre el carril del respeto y la soberanía, pero nunca existirán relaciones normales por dos razones: una son muy recientes y muy profundas las heridas en la memoria y en la vida de los cubanos causadas por las agresiones y violencia recibidas por parte de EEUU; y dos, sencillamente Estados Unidos no tiene relaciones normales con ningún país del mundo, ni siquiera sus más cercanos aliados.

 

 

 

Anuncios

Un comentario Agrega el tuyo

  1. Aponte dice:

    El mayor de los derechos humanos que exhibe Cuba: tranquilidad y seguridad ciudadana

Dejanos un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s