Declaración del Comité Internacional Paz, Justicia y Dignidad a los Pueblos ante el Golpe en Brasil

el

El Comité Internacional Paz, Justicia y Dignidad a los Pueblos, repudia con todas sus fuerzas el golpe de estado parlamentario, judicial y mediático contra el gobierno democrático de Brasil.

 
Desde antes del 4 de marzo, día en que fue detenido el ex presidente Lula, venimos denunciado la escalada golpista.
 
El guión trazado por el imperialismo es tan burdo como obsceno: campaña mediática bajo la farsa de la denuncia anticorrupción, hostigamiento sin escrúpulo alguno a personalidades como Dilma y Lula, contubernio judicial, escándalo parlamentario.
 
Seguido del oportunismo y la traición política de los grupos aliados, donde la derecha y la oligarquía se han dado la mano para sacar del poder a la primera mujer Presidente de la historia de Brasil que junto a Lula devolvió la dignidad a los olvidados de la historia. Nada le importan los 54 millones de votantes que sí representan al pueblo brasileño.
 
Lo aparentemente legal, en toda esta farsa del impeachment fraudulento, constituye la ilegalidad y la burla más grande a un presidente en mandato elegido democráticamente.
 
La separación provisional de Dilma por 180 días es el anticipo para su completa destitución e inhabilitación política. Este golpe, no tiene nada de “golpe suave”, en realidad es un golpe durísimo a todos nuestros pueblos, se prepara para embestir contra Lula incluso con la posibilidad de llevarlo a prisión, intenta por los medios más oscuros impedir que se presente como candidato en las próximas elecciones.
 
Este nuevo golpe a la democracia verdadera, está íntimamente vinculado al reposicionamiento de la hegemonía de Washington ante los avances de América Latina; va en dirección directa a debilitar a toda la región, los gobiernos progresistas del ALBA, la CELAC, y la proclama de enero del 2014 “América Latina Zona de Paz”.
 
En estos 180 días el plan del gobierno golpista de Temer, que jamás pudo obtener los votos necesarios para alcanzar el poder, es desmantelar los enormes proyectos sociales llevados a cabo en estos años de gobierno: Hambre Cero, Mi casa mi vida, Más médicos y Bolsa Familia entre muchos otros.
 
Planes sociales que sacaron de la extrema pobreza, del olvido, de la falta de trabajo, de la marginalidad de las favelas a 30 millones de pobres. Planes que devolvieron la dignidad y el plato de comida que faltó durante demasiadas décadas al pueblo brasileño.
 
El plan que pondrán en marcha intenta echar abajo cada conquista del pueblo brasileño. En la mira del golpe también estarán los acuerdos internacionales de cooperación e inversión que beneficien la soberanía de América Latina, El Caribe y países en desarrollo. Por eso reiteramos que el golpe es hacia todos nuestros pueblos.
 
Son nuestros pueblos, los partidos y movimientos progresistas, los movimientos sociales, religiosos, sindicales y de derechos humanos los que deben levantarse en esta hora junto a los trabajadores y el pueblo de Brasil.
 
Expresamos nuestra absoluta y profunda solidaridad con la querida Presidenta Dilma, el expresidente Lula y el Partido de los Trabajadores.
 
Llamamos a todos nuestros amigos en el mundo a repudiar el golpe, manifestar nuestro apoyo a Dilma, Lula, el PT y el pueblo brasileño.
Anuncios

Dejanos un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s