Carta a Fidel, por Stella Calloni

Buenos Aires, 11 de agosto de 2016

Querido comandante Fidel Castro Ruz

En estos días Ud. estará festejando con los suyos 90 años de una vida de dignidad, de coherencia, de lucha contra la injusticia, por la humanidad, por amor a la humanidad, por la vida en todas su dimensiones, por la paz, contra las guerras, los colonialismos brutales, el imperialismo que avanza sobre el mundo en una expansión criminal y a la vez suicida.

No son palabras. En el siglo XX y en lo que va del siglo XXI, Ud. ha dado ejemplos, no sólo con palabras sino con hechos que ya son parte de lo más hermoso en la historia del mundo, desde una isla pequeña y soberana en el Caribe, a sólo 90 millas de la sede Imperial, donde en estos tiempos planifican la dominación del mundo, arrasando y exterminando pueblos, para hacerse de territorios y riquezas. Ud, fue anticipando todos estos sucesos en cada período histórico, nos continúa alertando hasta ahora, con un legado insustituible para la humanidad. Nos ha enseñado el más hermoso de los caminos, que es la generosidad, la fortaleza que da la lucha por la justicia y contra la indignidad que significa la sumisión del ser humano, la enorme desigualdad, el hambre y la esclavitud que hoy comienzan a crecer ante nuestros ojos.

Nos ha dicho que la paz, sin justicia no existe, que la paz sin amor por la humanidad no es sino un escenario falsificado. En estos días mucho se ha escrito sobre lo que Ud. significa para el mundo y entendemos el por qué de los festejos de los pueblos de todos los países que celebran, nada menos, que la vida de un hombre que estuvo siempre dispuesto a darlo todo por la verdadera libertad, no como una palabra vacía, sino con un contenido que abarca al derecho mayor que tiene la humanidad para vivir dignamente, solidaria y generosamente, compartiendo con el otro, su hermano,respondiendo al reclamo de los desposeídos, sin darse tregua,

Por todo esto y muchísimo más, quiero decirle, que en estos tiempos donde regresa el horror sobre el mundo, donde un capitalismo en decadencia muestra su cara más siniestra y ya no oculta ni disimula su perversión, como estamos viendo en los nuevos genocidios, en las guerras de toda intensidad, en un brutal regreso a nuestra América, creo que si queremos ser fieles a su ejemplo, debemos asumir el compromiso de estar en el lugar que cada uno ocupe, ya sea pequeño, silencioso, o abierto y enorme, en la lucha cotidiana que debemos asumir, para impedir otros siglo perdido, otra agonía colonial sobre nuestros pueblos. Querido comandante, sólo quiero decirle gracias, porque nos ha hecho mejores a todos los que hemos aprendido de su ejemplo, y como un homenaje a UD, a su pueblo, a sus compañeros de dirigencia, creo que debemos desde nuestro lugar, el que sea, asumir el compromiso de caminar con nuestros pueblos en esta lucha, en la resistencia, en la solidaridad necesaria con los que están sufriendo en todo el mundo y ante el silencio cómplice que permitió los genocidios del siglo XXI. Detener la marcha del terror sobre el mundo es nuestro desafío.Responder a la tragedia de nuestros hermanos es un deber ineludible.Querido Comandante, que su día sea tan luminoso como la luz que nos dio, allí con los suyos, con la tranquilidad de saber que abrió todos los caminos hacia la libertad que nos debemos. Gracias y festeje en paz, rodeado de amor y respeto como está sucediendo. Desde este sur, que UD tan bien conoce, lo abraza en su saludo.

Stella Calloni, periodista argentina

Anuncios

Dejanos un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s