A 60 años de la entrevista de Herbert Matthews a Fidel en la Sierra

Una gran noticia del periodista estadounidense Herbert L. Matthews recorrió la prensa internacional hace 60 años, Fidel Castro, oficialmente muerto por el régimen batistiano, operaba en la Sierra Maestra con su destacamento guerrillero.

El 17 de febrero de 1957, Matthews, del diario New York Times, entrevistó al Comandante en Jefe, lo cual sirvió para confirmar que estaba vivo y que el foco guerrillero continuaba operando en la zona montañosa oriental después de sobrevivir, tras el desembarco de la expedición del Yate Granma, el 2 de diciembre de 1956.

El entonces Ministro de Defensa, Santiago Verdeja, calificó la entrevista de una patraña y retó a que se publicara la foto; y el general Martín Díaz Tamayo dijo a la prensa que se trataba de un cuento por la imposibilidad de cruzar las líneas militares.

El artículo inicial de Matthews apareció en la primera plana de la edición dominical del New York Times, el 24 de febrero de ese año, y a continuación, el 25 y el 26, otros dos artículos de una evaluación general de la situación cubana, y el 28 la famosa foto.

De la mano de revolucionarios cubanos, su autor, Herbert L. Matthews (1910-1977), llegó a territorio rebelde y en la finca del campesino Epifanio Díaz se reunió con el líder revolucionario cubano.

“Lograr que yo penetrara en la Sierra Maestra y entrevistara a Fidel Castro significó un riesgo terrible para docenas de hombres y mujeres en La Habana y en Oriente”, afirmó.

El enfrentamiento a la censura oficial sobre los medios informativos cubanos y a las tergiversaciones foráneas constituyó para los combatientes del Ejército Rebelde algo tan importante desde el primer día como derrotar a las fuerzas armadas batistianas, entrenadas por asesores norteamericanos.

Tan necesario como sobrevivir y consolidar el foco guerrillero era dar a conocer a Cuba y al Mundo su existencia y así fueron llevados los primeros reporteros a la Sierra Maestra.

La prensa nacional y las agencias extranjeras radicadas en La Habana difundieron en diciembre de 1956 posiblemente una de las noticias más falsas salidas de sus redacciones: la muerte de Fidel Castro y de todos los expedicionarios del yate Granma.

Por aquellos días El Diario de la Marina, Tiempo, Alerta y otros periódicos titularon: “Muerto Fidel Castro, afirma la United Press International”; “Muerto Fidel Castro cerca de Niquero, Fuerzas combinadas de la Marina y la Aviación realizan intensa búsqueda”, “Ocupan en una lista los nombres de Fidel Castro y de Raúl Castro”; “Reitera la UPI que Fidel Castro pereció junto con su Estado Mayor poco después de desembarcar cerca de Niquero” y “Apresado barco expedicionario, ignórase si venía en el Fidel Castro”. 

bfe

Impacto de la primera entrevista

La afirmación de Matthews: Fidel Castro, el líder rebelde de la juventud cubana, está vivo y peleando con éxito en la intrincada Sierra Maestra, en el extremo sur de la Isla, resultó irrebatible por la dictadura batistiana.

“Esta es la primera noticia confirmada de que Fidel Castro está todavía vivo y todavía en Cuba”, expresó.

Nadie fuera de la Sierra Maestra ha visto a Castro, con excepción de este reportero. Nadie en La Habana, ni aún en la Embajada de los Estados Unidos, con todos sus recursos para obtener informaciones, conocerá hasta la publicación de este reportaje que Fidel Castro está realmente en las montañas orientales de Cuba.

“Llevamos setenta y nueve días peleando y estamos más fuertes que nunca“, dijo Fidel, quien narró detalladamente todo lo ocurrido desde el desembarco, escribió el famoso reportero y editorialista.

“El Gobierno -comentó Fidel- está utilizando las armas suministradas por los Estados Unidos, no sólo en su contra, sino también contra todo el pueblo cubano”.

“Ellos tienen bazookas, morteros, ametralladoras, aviones y bombas -refirió-, pero nosotros estamos seguros en la Sierra; ellos tienen que venirnos a buscar”.

La Revista Bohemia, de amplia difusión nacional, publicó el 17 de marzo dos páginas con fotos de Fidel y sus compañeros de la Sierra Maestra, las primeras conocidas en el país.

En la segunda quincena de abril fue realizado por el periodista Robert Taber y el camarógrafo Wendeil Hoffman un reportaje desde el Pico Turquino (mil 974 metros sobre el nivel del mar, el punto más alto de Cuba) y sus imágenes recorrieron el mundo.

Al año de la entrevista de Matthews habían desfilado otros reporteros por los campamentos rebeldes, incluso latinoamericanos.

Anuncios

Dejanos un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s