Las batallas de Chávez

el

“Ha sido en verdad, como lo veníamos diciendo durante los últimos meses, la batalla perfecta. ¡Fue una batalla perfecta! En toda la línea, una batalla democrática”, expresó el Comandante Hugo Chávez en la noche gloriosa del 7 de octubre de 2012, cuando celebró junto al pueblo, en Miraflores, la avasallante victoria por su reelección para su tercer y consecutivo mandato presidencial.

Fue una de las últimas victorias del comandante en su breve pasantía en la historia política de Venezuela, enfrentando los retos de lo que él siempre consideró llamar como “batallas” y que así fueron en la realidad, tal como personalmente lo experimentó en su vida.

Entre 1998 y 2012 participó en cinco elecciones presidenciales, considerando que en el referéndum de 2004 el pueblo fue consultado sobre su renuncia o su permanencia en el Gobierno. Encabezó cinco arduas campañas contra la mentira y el engaño, contra la manipulación y la desinformación por parte de los dueños de empresas privadas de comunicación al servicio de la burguesía, contra el imperio y sus lacayos nacionales que en repetidas ocasiones demostraron y siguen demostrando su irrespeto y desprecio a la democracia.

Con el llamado a la Constituyente sentó las bases de los cambios profundos que necesitaba la Patria, erradicar el perverso estado de cosas que mantuvo en la miseria a la gran mayoría de la población, así como la denuncia permanente de la represión contra los derechos humanos de los venezolanos, para construir una verdadera democracia basada en un impactante y esperanzador concepto: el Socialismo del Siglo XXI, el socialismo venezolano, autóctono, endógeno y verdaderamente cristiano, para Venezuela y la Patria Grande.

Comenzó a pagar, desde un nuevo Estado, la inmensa deuda social acumulada por la Cuarta República, y dignificar a los más humildes, los trabajadores, los pobres del campo y de la ciudad, sin descansar en su lucha contra el sistema capitalista y sus secuelas de exclusión, explotación y opresión.

En 2007, la fallida enmienda constitucional, que fue vencida tras una campaña de mentiras de la oposición de derecha, fue una de las pocas e insólitas batallas perdidas por cuanto fue una victoria pírrica de la derecha por apenas unos cuantos cientos de votos. Sin embargo, en febrero de 2009, el pueblo reaccionó y volvió a dar la victoria en el referéndum constitucional por la reelección.

“Los que pretenden llevar a Venezuela por los recovecos oscuros de la IV República, del hundimiento de un país, han fracasado hoy y fracasarán para siempre”, dijo Chávez entonces.

Paradójicamente, la primera batalla política que enfrentó, el 4 de febrero de 1992, fue una derrota militar. Sin embargo, esta fallida incursión lo catapultó al centro del corazón del pueblo, tal como la historia ha demostrado. Aquel 4 de febrero o de 1992 fue apenas un paso para otro plano existencial, que lo catapultó como figura deslumbrante de este naciente siglo XXI.

Victorioso ante la adversidad, también enfrentó la enfermedad con temple de guerrero. El 30 de junio de 2011, el comandante anuncia los resultados de la operación en Cuba, donde le fue extraído un absceso canceroso. Fue una impactante batalla que enfrentó y que como cualquier ser humano no pudo superar, mas lo llevó a la eternidad aquel 5 marzo de 2013.

Tomado de Agenda Bolivariana.

Anuncios

Dejanos un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s