Camilo, Columbia y la promesa cumplida

El exfuncionario de la Dirección Política de las FAR, Alexis Hernández del Río, relató a una breve anécdota sobre el Héroe de Yaguajay, en ocasión de conmemorarse el 84 Aniversario del Natalicio de Camilo Cienfuegos.

Tomado de Las Razones de Cuba.

Un ruido sordo rompió el silencio que los rodeaba. Una mandarria golpeaba un alto muro, y tras el impacto inicial se incorporaban otras manos armadas con mazos. Eran las 2 y 40 de la mañana del 10 de marzo de 1959, otra madrugada fría. El Comandante Cienfuegos, frente a la Posta 6 del otrora Campamento de Columbia, iniciaba una nueva etapa para aquella instalación.

Más tarde, sobre aquel suceso, el propio Camilo dejaba constancia histórica y escribía: “Después de 7 años de larga espera se derriban los muros afrentosos que levantó la tiranía, dejando detrás de ellos la libertad concluida, los derechos violados, la honra humillada. Finalizados estos 7 años de luto y sangre, el pueblo representado por el Ejército Rebelde derriba esos muros, residuos de esa Tiranía y le dice a la ciudadanía: Otra posta más”.

No fue casual que se eligiera aquel día para romper los muros de ese enclave militar. Años atrás, en el 1952, la historia de Cuba registraría para siempre un acto de total vileza. El señor Fulgencio Batista, personaje tristemente célebre, a hurtadillas y aprovechando la noche, asestaría un golpe de Estado que instauraría una brutal dictadura y arrebataría la vida de cientos de cubanos.

Exactamente siete años después de la entrada de Batista a Columbia, Camilo derribaba la Posta 6, y materializaba la idea de convertir los cuarteles en escuelas. Meses más tarde, el 14 de septiembre, un nuevo curso escolar daría paso a la Ciudad Escolar Libertad.

Durante aquel acto de apertura del reinicio a las clases, en Ciudad Libertad, el entonces Primer Ministro del Gobierno Revolucionario, Fidel Castro, resaltaba la necesidad de bastiones de la enseñanza en lugar de símbolos de opresión: “Así fue como un día las tropas rebeldes entraron en Columbia después de derrotar a las fuerzas de la dictadura, y aquella promesa, aquella promesa se cumple hoy. ¿Para qué queremos una fortaleza aquí rodeando la ciudad? ¿Para qué queremos fortalezas rodeando la ciudad? ¿Para qué queremos cuarteles, si lo que hace falta son escuelas, si lo que hace falta son campos deportivos, si lo que hace falta es que todo el mundo viva sin miedo, para que todo el mundo viva en paz?”.

Más de 50 años hicieron del primer Cuartel convertido en escuela, en un referente de los logros revolucionarios en materia de educación. Había sido cumplido el objetivo.

Anuncios

Dejanos un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s