La unidad como práctica política de la solidaridad

el

Por Laura V. Mor. Fotos: Héctor Planes Mesa, Resumen Latinoamericano Cuba.

La Habana, mayo de 2017.-  Unidad fue la consigna y la práctica del Encuentro Internacional de Solidaridad celebrado en la ciudad de La Habana, Cuba.

Como todos los años, luego de la celebración del Día Internacional del Trabajador con desfiles populares  masivos a lo largo de toda la isla de Cuba, representantes sindicales y de organizaciones, partidos y movimientos sociales de los cinco continentes se dieron cita en el Palacio de Convenciones, en un evento organizado por la Central de Trabajadores de Cuba (CTC).

Ulises Guilarte De Nacimiento, Secretario General de la CTC y miembro del Buró Político del Partido Comunista de Cuba, abordó la situación mundial del proletariado, enfatizando el crecimiento del trabajo informal y la precarización de los trabajadores.

La Vice Ministra de Relaciones Exteriores de Cuba, Ana Teresita González Fraga, en su presentación sobre la actualización de la política exterior cubana afirmó que “la decisión del país es seguir dando batalla por el levantamiento del bloqueo”; explicando que “las medidas ejecutivas anunciadas por el ex presidente Obama para modificar aspectos de la aplicación del bloqueo fueron positivas pero aún insuficientes”, dando cuenta de la persecución sistemática a las transacciones internacionales cubanas y la necesidad de realizar esas operaciones financieras por medio de un tercer país, con el aumento de costos que esa situación genera a la nación cubana.

Es necesario recordar -como bien enunciaba la Vice Ministra- que, si bien Cuba y Estados Unidos han avanzado en sus relaciones en el ámbito diplomático; no ocurrió lo mismo en el ámbito económico debido a la continuación del bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por Estados Unidos en 1962, ni en el ámbito político estratégico dada la continuación de la usurpación del territorio de Guantánamo, la existencia de transmisiones ilegales de radio y televisión contra la Revolución Cubana -denunciada por Cuba en la ONU-, la injerencia y el intento de intervenir en asuntos internos del país por medio del financiamiento a la contrarrevolución interna. Si bien el 12 de enero del corriente año, se firmó un acuerdo migratorio entre ambos países que puso fin a la política de Pies Secos, Pies Mojados y al programa de cooptación de personal médico PAROLE, como las principales causas de la inmigración descontrolada, insegura e ilegal. La Ley de Ajuste Cubano se mantiene vigente; así como “la labor subversiva como prioridad de la política exterior de Estados Unidos hacia Cuba”.

El evento contó con un panel internacional donde representantes de Argentina, Brasil y Venezuela realizaron un análisis de la situación política, social y económica en que se encuentra cada uno de esos países, como parte de una amenaza general a la integración, estabilidad y unidad lograda en la región durante los últimos años.

Gladys Hernández Pedraza, investigadora del Centro de Investigación de la Economía Mundial (CIEM) abogó por la necesidad de la unidad popular como “principal garantía” ante “la polarización creciente de la clase media en las grandes economías desarrolladas de la región latinoamericana”.

“Yo vengo de un país que es lo contrario a esta isla de la dignidad”, afirmó Carlos Aznárez, director de Resumen Latinoamericano, al comenzar su intervención  acerca de la actual situación política, económica y social de Argentina bajo la presidencia de Mauricio Macri, a la cual definió como “capitalismo salvaje y no sólo neoliberalismo”.  Aznarez denunció el intento de instalación de tres bases militares en zonas estratégicas del territorio argentino: en Misiones, donde se encuentra el Acuífero Guaraní, principal reserva de agua dulce de la región; en Jujuy, donde existe gran cantidad de reservorio de litio y en Tierra del Fuego, extremo sur del país, zona vital para el control geopolítico de la región.  Asimismo  alertó sobre el Decreto de Necesidad y Urgencia bajo el cual Mauricio Macri ha puesto las reservas naturales del país como garantía del pago de la deuda externa. “Más entrega que eso, imposible”, sentenció a modo de síntesis de la situación grave que acontece en Argentina.

Al referirse a los intentos de golpe de Estado y desestabilización de la República Bolivariana de Venezuela dirigidas desde Estados Unidos por medio de la Organización de Estados Americanos (OEA) y su Secretario General Luis Almagro y el apoyo irrestricto del gobierno macrista al rol injerencista de la OEA, Aznárez afirmó ante un aplauso generalizado del auditorio que “Venezuela es MERCOSUR, Bolivia es MERCOSUR, más allá de Mauricio Macri”, diferenciando así al pueblo argentino de su actual administración. “No  hay fin de ciclo, hubo  lucha, hay lucha, y habrá lucha. El ejemplo de eso es Cuba”, fue el mensaje alentador de Aznárez para los movimientos progresistas y de izquierda de la región.

Carlos Fermín, representante de la Unión Socialista de Trabajadores de Venezuela, afirmó, en contraposición con Argentina, que en su país “no hay presos políticos, sino políticos presos”.  Denunció el intento de globalizar mediáticamente la situación puntual de algunos Estados venezolanos.  Fermín afirmó que el intento de implantación del terrorismo en las calles del país no es generalizado, sino en zonas  monopolizadas por la derecha, que representan un 10% del total del territorio del país. Ante la guerra económica y mediática contra la Revolución Bolivariana, tanto de la derecha nacional como la transnacional, “hay un Pueblo decidido a no renunciar”.

El apoyo a la Revolución Bolivariana fue un tema común a lo largo de las intervenciones, tanto de los integrantes del panel como de los asistentes al evento, pues tal como enunció la Vice Ministra González Fraga “la estabilidad de Venezuela es vital para la región”.

Divanilton Pereyra, Vicepresidente de la Central de Trabajadores de Brasil, por su parte, también denunció la ofensiva neoliberal en el ataque a los procesos soberanos de la región latinoamericana.  Pereyra hizo un llamado a continuar la integración latinoamericana y a reforzar mecanismos como el ALBA, la CELAC y UNASUR.

Durante el desarrollo del panel se puso en evidencia la importancia de la utilización de los nuevos espacios digitales de comunicación para dar la batalla a la desinformación y manipulación de los medios hegemónicos de información,

Fernando González Llort, Héroe de la República de Cuba y Presidente del Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos (ICAP), saludó y agradeció al movimiento de solidaridad por la lucha por su liberación y la de sus hermanos presentes en la sala Gerardo Hernández, Antonio Guerrero y Ramón Labañino; y la de René González, mundialmente conocidos como Los Cinco, arrestados y apresados por 16 largos años en cárceles estadounidenses cuando intentaban visibilizar y desbaratar acciones terroristas contra el pueblo cubano. “La lucha por nuestra liberación es un ejemplo de lo que se puede lograr con unidad”.

Fernando enfatizó la necesidad de redireccionar la solidaridad hacia Cuba, centrándola en el levantamiento definitivo del bloqueo y la devolución del territorio ilegalmente ocupado con la Base Naval de EE.UU en Guantánamo; a la vez que afirmó que “hoy es de vital importancia la solidaridad con el Pueblo y la Revolución Bolivariana de Venezuela”.

Como enfatizó Graciela Ramírez, coordinadora del Comité Internacional Paz, Justicia y Dignidad a los Pueblos, “este es el momento de aprender de esta Revolución (refiriéndose al proceso revolucionario cubano), que con muy poco, lo pudo todo”.

Anuncios

Dejanos un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s