Tributo a Fidel

Por Graciela Ramírez. Resumen Latinoamericano.

Santiago de Cuba, 7 de mayo de 2017. Desde las 6 de la mañana estábamos despiertos. Una hora antes, a las 5:00 am, Carlos Aznárez director Resumen Latinoamericano, se instalaba en la plaza de Guantánamo para subir a la web los Artículos y fotos de la jornada anterior enviados avanzada la madrugada.

El privilegio de contar con zonas wifi en espacios públicos hace que podamos burlar un poquito el bloqueo. Pero no es tarea fácil poder transmitir en tiempo real eventos políticos de importante contenido antiimperialista, o galas culturales como el Concierto por la Paz la noche del viernes 5, donde brilló el talento artístico de los guantanameros. O la magia contagiosa de los niños de la Colmenita de Guantánamo que nos deleitaron con sus bailes y su música y nos llenaron de besos y abrazos el sábado 6 por la mañana, en la amplia sede de la Casa de la Cultura.

Muchas veces confrontamos la compleja opción de utilizar el escaso tiempo de una conexión precaria para enviar fotos y texto de lo que consideramos prioritario. En realidad hasta lo cotidiano del pueblo cubano merece el relato, la nota y las fotos, mucho más cuando en el mundo prima tanto egoísmo y frivolidad, tanta guerra, tanta amenaza, violencia y destrucción.

A las 7:30 en punto salimos de Guantánamo con el sentimiento de que los días resultaron pocos para todo lo que necesitamos aprender de este pueblo y su resistencia, no solo enfrentando la crueldad del bloqueo sino la instalación de una Base Militar de la marina yanqui que le robó 117 km2 de su territorio y constituye una violación flagrante y una amenaza latente a la soberanía cubana.

A la vez, la ansiedad por llegar a rendir tributo al Comandante en Jefe y ratificar nuestro compromiso de defender a la Revolución cubana.

La lluvia, tan ansiada en estos territorios que sufren la sequía desde hace tiempo, nos acompañó durante el trayecto. Con flores del pueblo guantanamero llegamos al cementerio de Santa Ifigenia donde reposan los sagrados restos de José Martí, Mariana Grajales, los caídos en el Moncada y junto a ellos  Fidel, líder histórico de la Revolución cubana, el que hizo la Revolución por los humildes, de los humildes y para los humildes.

Se nos hizo un nudo en la garganta al ver la austeridad de la piedra que guarda tanta grandeza. Nadie pudo expresar palabras. Cada uno a su  modo le dijo: Aquí estamos Comandante, sus hijos e hijas de Argentina, Cuba, Estados Unidos, Chile, País Vasco y Palestina. Con nosotros viene la hija de su compañero Aldo Santamaría, sobrina de Haydee y Abel. Para ellos también trajimos nuestras flores. Venimos desde lejos, era tan necesario llegar hasta aquí. En cada uno de nosotros están nuestros sufridos pueblos, defendiéndose de los zarpazos que intenta dar e imperio. Lo extrañamos Comandante, esa es la verdad, como se extraña a lo más amado. Martí decía “honrar, honra”.

Honrar su vida y su legado, junto a sus compañeros del Moncada, nos llena de fuerza y energía para seguir el combate. Hoy le juramos Comandante defender con la vida si fuera necesario a la Revolución Cubana, a la hermana República Bolivariana de Venezuela y a todos nuestros pueblos.

 

Anuncios

Dejanos un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s