Por los presos políticos palestinos. Batalla de la libertad día 26

La Habana, 13 de mayo de 2017

Por Graciela Ramírez. Resumen Latinoamericano

A las 11 en punto de la mañana un nutrido grupo de estudiantes palestinos, en representación del centenar que se forman como médicos en la Escuela Latinoamericana de Medicina (ELAM), se hizo presente en la sede de la Embajada Palestina en La Habana, en solidaridad con los prisioneros palestinos que desde el 17 de abril llevan adelante una huelga de hambre.

En modestas cartulinas escritas por ellos mismos en árabe y español, plasmaron mensajes y fotos que denuncian el atropello que comete el estado sionista de Israel con hombres, mujeres, adolescentes y niños palestinos, a los que se detiene arbitrariamente y de manera constante bajo la ilegal parodia de “detenciones administrativas”.

El solo hecho de calificarlas de esa manera coloca al prisionero en estado de total indefensión, sin orden de detención, ni abogados que puedan defenderlos y en violación de todo principio jurídico y legal.

En adusto silencio fueron haciendo un semicírculo detrás de la escultura que recuerda al querido líder Yaser Arafat, que preside la entrada a la sede diplomática.

Tras las palabras del embajador palestino, los estudiantes se mantuvieron cerca de una hora levantando las fotos y carteles por sus presos y presas. Lo bellos rostros de ellas y ellos, algunos cursando el 2do año de la carrera y otros a punto de concluirla, reflejaban profunda seriedad. A sus tempranas edades se agrega el dolor de un pueblo  que ha padecido la guerra y la muerte, la ocupación y el despojo, el exilio y la diáspora, la tortura y la cárcel por demasiados años. Generación tras generación lo han vivido y lo viven cotidianamente.  “Pedimos a las organizaciones de derechos humanos internacionales levanten sus voces a favor de la libertad de los presos palestinos” decía uno de los carteles. En otro se veía a una mujer mayor cuando la llevan detenida dos soldados. Otros reflejaban la cantidad total de prisioneros: “No menos de siete mil” y explicaban: “de ellos 300 son niños,  12 son parlamentarios, 26 periodistas y más de 200 mujeres. Batalla de la libertad día 26”.

Otros carteles muestran los rostros de los niños al ser detenidos, llevados a tirones de sus pequeños brazos por soldados fuertemente armados. Otros niños, además del espanto que significa el arresto, van llorando, sus caritas reflejan mucho dolor. Llegan a la prisión con brazos y piernas fracturados. Una y otra vez el espanto nos llega a los pocos medios extranjeros presentes: el director de Resumen Latinoamericano Carlos Aznárez, veterano periodista argentino, cuya solidaridad incondicional con Palestina y los pueblos árabes agredidos por el sionismo y el imperialismo es parte elemental de la ética periodística y el compromiso militante.  Al Mayadeen, medio de prensa libanés líder en la denuncia desde el Medio Oriente de apoyo a Palestina, la Agencia de Noticias Siria Sana que pese a la guerra brutal sigue informando al mundo. Junto a ellos, la siempre solidaria prensa cubana, Radio Habana Cuba entre otros.

Pregunto a las estudiantes cuales son las demandas de la huelga de hambre. Areej Alkhawaga a punto de concluir sus estudios responde…“en primer lugar la libertad, en tanto se logre exigimos el fin de las detenciones administrativas, acceso a las medicinas y tratamiento médico, derecho al estudio de los niños y adolescentes y a tener comunicación telefónica, al menos una vez a la semana, con nuestros familiares”, “La huelga será hasta el final”, nos dice Sima de Jordania con profunda seriedad. Uno de los carteles contiene dos fotos de hombres y el letrero Junto a ellos hay muchos más.

Conocen a alguno de los presos que están en huelga de hambre? La mayoría responde afirmativamente, unos son vecinos, otros conocidos, otros familiares. Ese es el caso de la joven Areej, quien tiene a su primo Alaa Alkhawaga y a su tío Salah Alkhawaga que se unieron a la huelga de hambre.

Mohamed relata que la huelga la iniciaron 600 prisioneros, a los que se han unido decenas día a día. Hoy suman 1850 y está seguro se sumarán muchos más.

Agua más sal igual Dignidad repiten los letreros que levantan con orgullo muchachas  y muchachos. Graciela Rosemblum, presidenta de la Liga Argentina por los Derechos del Hombre, el organismo de más larga trayectoria en la región y el único de derechos humanos que fue a llevar su solidaridad junto al Comité Internacional Paz, Justicia y Dignidad a los Pueblos, abraza a los jóvenes con emoción y antes de despedirse  les dice: Tengan la plena certeza que el pueblo palestino vencerá. 

 

Anuncios

Dejanos un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s