Cuba: El debate popular por la nueva Constitución de la República

Texto: Laura V. Mor. Fotos: Yaimi Ravelo Rojas / Resumen Latinoamericano Corresponsalía Cuba.

 La Habana, 13 de agosto de 2018.- Hoy comenzaron en todo el país las reuniones donde cubanas y cubanos mayores de 16 años debatirán el Proyecto de Constitución de la República. La fecha no es al azar, es el día del cumpleaños de Fidel, un día por demás significativo para el pueblo cubano, protagonistas cotidianos y herederos de su legado.

Hasta el 15 de noviembre “decididos a llevar adelante la Revolución triun­fadora del Moncada y del Granma, de la Sierra y de Girón” (1), los cubanos -dentro y fuera del territorio nacional-discutirán los 224 artículos que reemplazarán, luego de su ratificación, a la actual Constitución aprobada el 24 de febrero de 1976 y reformada parcialmente en 1978, 1992 y 2002.

En este caso se trata de una reforma total, o sea que implica la conformación de una nueva Carta Magna que rija las generalidades del país, de la cual emanarán las restantes legislaciones y documentos.

En esas reuniones de consultas, los electores tienen derecho a opinar cuantas veces crean necesario sobre uno o todos los artículos, realizando modificaciones de forma parcial o total del contenido del texto constitucional que consideren necesario; así como sobre su organización, capítulos y títulos; pudiendo para ello modificar o eliminar artículos, adicionar elementos pertinentes o plantear dudas sobre ellos.

A diferencia de otras reuniones como las Asambleas de Nominación de Candidatos que tuvieron lugar este año, en las consultas populares ninguna moción será sometida a votación; sino que todos los planteamientos se verán reflejados en el acta, que dentro de las 24 horas siguientes deberán ser elevadas a quienes tendrán la tarea de extraer la información y articularla en modo de propuestas concretas.

constitucion-debate01

Así nos explicaba Susana Lamere García, funcionaria del Partido Comunista de Cuba y una de las integrantes de los 7.600 dúos que coordinarán las 135 mil reuniones previstas hasta que culmine el proceso de consulta, enfatizando que “todas las opiniones cuentan” y que serán recabadas todas las intervenciones, aún aquellas que por su contenido repitan modificaciones de artículos que otro elector haya pronunciado con anterioridad.

A su vez, nos informó que “se ha pedido que se recojan las intervenciones sin correcciones de gramática o estilo para no cambiar el sentido de lo que quiere expresar cada elector”, evidenciando con ello la necesidad de escuchar todas las voces para enriquecer y contribuir a la versión final del proyecto de Constitución que será ratificado por medio de referéndum el 24 de febrero de 2019.

constitucion-debate07.jpg

Consultada sobre las propuestas de integrantes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias y del Ministerio del Interior -que tal como lo estipula la ley tienen derecho al voto y a participar en estos procesos constituyentes- y de los cubanos residentes en el extranjero –que en esta ocasión tendrán derecho a participar y lo harán vía formulario web– reafirmó el mismo principio que rige para cualquier elector: la inclusión.

El texto, aprobado en las sesiones del 21 y 22 de julio de la Asamblea Nacional del Poder Popular, reconoce las distintas formas de propiedad no estatal existentes (incluyendo la propiedad privada) en correspondencia con la Conceptualización del Modelo Económico y Social Cubano de Desarrollo Socialista y los Lineamientos de la Política Económica y Social del Partido y la Revolución; aunque se prioriza “la propiedad socialista de todo el pueblo sobre los medios fundamentales de producción”. Con respecto a ella, se enumeran los bienes esenciales que la integran y su carácter inalienable e inembargable.

A su vez, incorpora el concepto de “Estado socialista de Derecho”, remarcando con ello el imperio de la ley y la supremacía de esta Constitución por sobre todas las legislaciones del país y ratificando al pueblo como depositario del poder soberano.

constitucion-debate03

Una modificación importante se deriva de la cuestión de género y el respeto a la diversidad sexual, al hacer extensiva la igualdad de derechos y la no discriminación ya garantizada en la anterior Constitución a la identidad de género y orientación sexual; lo cual también se refleja en la suplantación del término “entre hombre y mujer” por “entre dos personas” en cuanto a lo referido al matrimonio.

El concepto de “ciudadanía efectiva”, tan debatido y plasmado en el nuevo texto constitucional, cambia la relación actual con la doble ciudadanía; ya que permite que un ciudadano cubano adquiera otra ciudadanía extranjera sin renunciar a la propia, aunque enfatiza que dentro del territorio nacional éste deberá regirse por la ciudadanía cubana de nacimiento y no por la adquirida.

El texto establece también el derecho ciudadano a reclamar “la restitución de sus derechos o la reparación o indemnización por los daños o perjuicios generados por la acción u omisión de los órganos, directivos, funcionarios o empleados del Estado, en el ejercicio indebido de sus funciones”, alineado con el concepto de pueblo como soberano, su derecho a exigir rendición de cuentas y a la obligación de someterse a su control, también reafirmados en este proyecto.

constitucion-debate06.jpg

En materia económica, se ratifica la dirección planificada de la economía como principio rector; aunque se reconoce el rol del mercado, siempre atendiendo a los intereses de la población. La empresa estatal socialista continúa siendo “el sujeto principal de la economía nacional” y se estipula la prerrogativa del Estado a regular que no exista concentración de la riqueza y la propiedad en personas naturales o jurídicas no estatales, atendiendo a los principios fundantes de equidad y justicia social, base histórica del sistema socialista cubano.

En cuanto a la inversión extranjera, se reconoce que el Estado la garantiza, siempre que mantenga relación con el desarrollo necesario del país y se respete la soberanía y el uso racional de los recursos.

Se ratifica, a su vez, la gratuidad de la educación –definida como laica- desde preescolar hasta pregrado universitario y del sistema de salud, enfatizando la obligación del Estado a garantizar su acceso igual e irrestricto para todos los ciudadanos.

constitucion-debate02.jpg

En cuanto a la estructura del Estado, se incorporan nuevas figuras y se suprimen otras, a fin de lograr un Estado más moderno que responda a las necesidades actuales del país. Se incorpora la figura de Presidente y Vicepresidente de la República, que será Jefe de Estado pero no de gobierno, y la de Primer Ministro, que cumplirá las funciones de Jefe de gobierno; siendo ambos elegidos por un período de 5 años por la Asamblea Nacional del Poder Popular (a quien deben rendir cuentas), la cual continúa siendo “el órgano supremo del poder del Estado” y el único con potestad constituyente, representando a todo el pueblo y expresando su voluntad. Asimismo, reflejando lo anunciado en el Parlamento, se limitan los mandatos de los cargos fundamentales a dos períodos consecutivos, sin posibilidad de extenderlos.

El Consejo de Estado mantiene su carácter de órgano permanente de la Asamblea Nacional del Poder Popular, pero con una mayor interacción y fluidez con aquella ya que el Presidente, Vicepresidente y Secretario de ambas instituciones serán ahora las mismas personas.

Las Asambleas Provinciales del Poder Popular serán reemplazadas por un gobierno provincial, instituido en la figura del gobernador, quien a su vez cuenta con un Consejo que lo acompaña en su gestión; buscando con ello lograr una mayor autonomía de los municipios (donde se ratifica la existencia del Consejo de la Administración Municipal como órgano principal, ahora a cargo de un intendente) y una mejor coordinación con la dirección provincial.

El proyecto estipula (a diferencia de la Constitución vigente) mecanismos en vistas a nuevas reformas, precisando cláusulas de intangibilidad y explicitando excepciones a posibilidad de modificación alguna en lo referido a la irrevocabilidad del socialismo como sistema y a la expresa prohibición de negociar bajo amenaza o coerción de una potencia extranjera; garantizando así la soberanía y la integridad regional.

A partir de este proyecto y de las modificaciones que genere el ejercicio democrático y participativo de las consultas populares se elaborará el Informe de propuestas de la población, que le será entregado a la Comisión encargada de la Reforma Constitucional para que ella reelabore el documento final a ser presentado ante la Asamblea Nacional; responsable de convocar a la ciudadanía a concurrir a las urnas para que con su voto respalde la ley madre que traza las líneas legislativas para el resto de las normas que involucran a todos los sectores de la sociedad cubana.

constitucion-debate05.jpg

“Sentirme constituyente me llena de orgullo, por ser cubana, por ser mujer y por ser negra”, nos dijo con lágrimas en sus ojos Susana, cuando le consultamos sobre ese hecho único en el mundo: que la población debata su Constitución y que no sea una Asamblea Constituyente quien dictamine las reglas de juego, como sucede en todos los países del mundo.

“Las Constituciones son para que el pueblo las entendiera”, nos dijo Luis, recordando a Fidel, “el que más significó para el pueblo en el mundo”, según sus emocionadas palabras, mientras repasaba y volvía a subrayar partes del texto constitucional, que mantiene invariable el carácter socialista del sistema económico, político y social del país, así como el rol rector del Partido Comunista, y que sin dudas, será ejemplo de participación ciudadana para el mundo.

constitucion-debate09.jpg

Notas

(1) Extracto del Preámbulo del Proyecto de Constitución de la República, Cuba, 2018.

 

Vea también La reforma constitucional en Cuba: un proceso popular diferente

 

 

8 Comentarios Agrega el tuyo

  1. randy miguel abada pacheco dice:

    Randy: estuvo muy bueno el articulo, agradecer a la escritora por hacernos el resumen de los principales cambios en la constitucion y asi ahorrame el trabajo de leerme todo el documento.

    Me gusta

    1. Muchas gracias por el comentario! Nos congratula saber que ha servido en algún punto para ampliar el debate, además de informar. De todos modos sería bueno que puedas leer el documento completo para debatir más en profundidad el proyecto de nueva Constitución de todos los cubanos. Saludos!

      Me gusta

Dejanos un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .